Sonora Ciudadana
Twitter Facebook Youtube

Manasés avanza en su lucha contra instituciones

Por Yesúa Molina / Primera Plana   |   June 02, 2017

Manasés avanza en su lucha contra instituciones

Por la vía legal, la familia del niño afectado obligó al Gobierno de Sonora, a través del Hospital Infantil del Estado (HIES), canalizar el caso al Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, para ser valorado cuanto antes

 

El factor tiempo es primordial para sanar la complicada enfermedad neurológica que ataca a Manasés Soberanes Romero.

 

Vive con varios angiomas en su cuerpo, uno de ellos en el tallo cerebral, que dificulta la comunicación entre el cerebro y la médula espinal. Por su complejidad una operación abierta es sumamente riesgosa para el niño de seis años.

 

Para que Manasés reciba el tratamiento médico adecuado sus padres han luchado durante años contra la insensible burocracia en hospitales públicos y privados, ante el diagnóstico de angiomas en el tallo cerebral que dificultan su movilidad y desarrollo.

 

Luego de la denuncia del caso en el número 2348 del Semanario Primera Plana, Sonora Ciudadana A.C., como parte del programa “La Rebelión de los Enfermos”, llevó el caso a tribunales.

 

Una demanda interpuesta por la víctima exige al Hospital Infantil del Estado (donde es atendido), a la Secretaría de Salud de Sonora y a las autoridades federales, que se garantice su derecho a la salud contemplado en la Constitución y en el artículo 50 de la Ley General de los Niños Niñas y Adolescentes.

 

El pasado 18 de mayo el Juez Décimo Segundo de Distrito con sede en Sonora concedió una suspensión de plano, que obligó a las autoridades del HIES hacer lo conducente para brindar la atención médica al menor o de lo contrario, canalizar el caso a la institución de orden federal que cuente con los avances médicos necesarios para que Manasés sea valorado lo antes posible.

 

La familia Soberanes Romero está a un paso de vencer una lucha que inició hace tres años, cuando se enteraron del primer diagnóstico hecho por el Hospital Infantil del Estado.

 

A pesar del ir y venir de hospital en hospital y de los diagnósticos hechos tanto en el HIES de Sonora, como en el Instituto Nacional de Pediatría (INP), en la Ciudad de México, hasta el día de hoy la familia no tenía la certeza de contar con un tratamiento adecuado para Manasés.

 

Cynthia Denisse Arcoamarillo Lhor, abogada de Sonora Ciudadana que llevó el caso Manasés ante los juzgados.

Cynthia Denisse Arcoamarillo Lhor, abogada de Sonora Ciudadana que llevó el caso Manasés ante los juzgados.

Lo anterior lo explica Cynthia Denisse Arcoamarillo Lhor, abogada que llevó el caso a los juzgados.

 

“El 15 de marzo se presentó la demanda de amparo en contra de la Secretaría de Salud, el HIES y el INP, reclamando la falta de atención médica, oportuna y eficaz para garantizar el más alto nivel de salud del menor”, comenta la abogada.

 

Las autoridades respondieron al amparo argumentando que el HIES sí había otorgado la atención médica necesaria, como prueba se adjuntó un expediente clínico que detallaba la situación del menor y el diagnóstico, sin embargo, los especialistas no habían elaborado un dictamen que indicara cuál es el tratamiento idóneo para el niño, situación que a los padres los mantiene en estado de dolor y desesperanza y a Manasés en la incertidumbre de volver a recaer en complicaciones y estar internado en un hospital por el sangrado del angioma que merma cada vez más su movilidad corporal.

 

A falta del dictamen para determinar cuál era el tratamiento específico que el niño debía de recibir, la abogada Arcoamarillo Lhor ofreció una pericial médica la cual no fue necesaria porque al mismo tiempo el Instituto Nacional de Pediatría envió un informe esperanzador.

 

El INP les informó que como primera opción para sanar la enfermedad de Manasés estaba ser valorado por el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN) para saber si es candidato a una radiocirugía, hasta ahora la opción menos riesgosa para sanar los angiomas, ya que ninguna de las dos instituciones (HIES e INP) cuenta con los aparatos y tecnología necesarios para llevar a cabo una radiocirugía.

 

En el trascurso de dos meses los abogados de Sonora Ciudadana obligaron por medio del Juez, movilizar las instancias de salud estatales y federales para actuar conforme a lo que marca la Ley.

 

“Aplicamos el artículo 50 de la Ley que indica que si un menor tiene un padecimiento el Estado debe garantizar la atención médica, no importa si el menor tenga Seguridad Social o no, tiene que ser canalizado al hospital que tenga los avances para su tratamiento”, argumenta la abogada.

 

En consecuencia el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía deberá valorar el expediente clínico de Manasés.

 

Ahora la familia Soberanes Romero espera la respuesta del instituto especializado para saber si Manasés es candidato a la radiocirugía que podría cambiar su vida.

 

Antes de enterarse que la operación de rayos gamma es la mejor vía para tratar a Manasés, Israel Soberanes Valenzuela recibió noticias desesperanzadoras por parte de los médicos de Sonora y de la Ciudad de México, le explicaban que no había remedio para el caso, que el menor iba a morir o viviría conectado a un respirador, mientras tanto el pequeño sufrió al menos 4 recaídas que complicaron su desarrollo.

 

La Secretaría de Salud respondió a la solicitud del Juez informando que el HIES realizará las gestiones necesarias para que Manasés sea valorado por el Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía y se decida si es apto para la cirugía que le permitiría llevar su vida de forma normal.

 

Al cierre de esta edición, el Juez Décimo Segundo de Distrito en Sonora envió un acuerdo a las partes donde se concede la segunda suspensión de plano, medida cautelar que obliga al INNN informar en un plazo de 24 horas las medidas que va tomar para que Manasés reciba el tratamiento médico adecuado.